27.11.15

COMO SUPERAR LA GEOGRAFÍA TRADICIONAL Y PRACTICAR VERDADERAMENTE UNA GEOGRAFÍA RENOVADA DENTRO DEL AULA

Debo reconocer que desde la supervisión y el acompañamiento docente no es tarea fácil trabajar con los profesores  la idea de cuál debería ser el sentido de la enseñanza de la geografía dentro del aula y hacerles comprender la vital importancia de los aportes de la disciplina geográfica para los objetivos actuales de la educación. Creo que uno de los problemas principales radica en la fuerte impronta enciclopedista que con la acumulación de datos y descripciones sobrecargó en su momento a la ciencia geográfica. Por eso la invitación constante a superar la geografía tradicional y practicar verdaderamente una geografía renovada partiendo de la revisión de esas tradiciones y de esos conceptos. La tarea no es fácil ni agradable. Pero se torna aún más complicada por la naturalización que actualmente existe en la ya famosa relación sociedad-naturaleza, donde se explica lo natural y se describe lo social, con todo lo difícil que implica encontrarle una respuesta a fenómenos que a pesar de sus particularidades se encuentran atravesados por una multiplicidad de factores. Y son grandes problemas no resueltos. Se habla de dar nuevos temas que en el fondo no resuelven la cuestión. En la mayoría de nuestros docentes no existe una idea de la geografía como la “explicadora” de la realidad, porque tanto los valores sociales como las ideologías políticas, que en definitiva nos ayudan con su aporte a obtener una nueva visión crítica, se contraponen con la “neutralidad” que pregonaba el enciclopedismo.

Para fortalecer la idea de la geografía como la explicadora de la realidad los docentes deben aprehender la cuestión del compromiso no solo como un fundamento de la geografía, sino también como un fundamento de la práctica docente. Hacer uso de la información de actualidad local y global -y sus interrelaciones- es un buen desafío para todos y una excelente oportunidad para fundamentar nuevas opciones y propuestas. Para ello existen innumerables insumos científicos que se convierten en aliados fundamentales para el desarrollo de temas de geografía. Bastaría con prestarle atención a la agenda de compromiso social y a partir de ella plantearse qué es lo importante para la sociedad. Instaurar la idea de que la geografía da cuenta del mundo en el que vivimos y entonces, a partir de eso, pensar en consolidarla como disciplina escolar con fuerte compromiso social para hacer conocer el mundo actual a nuestros jóvenes. Es necesario trabajar dentro de los contenidos curriculares el concepto de espacio geográfico y de región “resignificada”, rescatando la importancia de la geopolítica y de las múltiples relaciones interregionales sin perder la idea de la multiplicidad de escalas de análisis.

1 comment:

Anonymous said...

In fact when someone doesnÕt understand after that its up to other viewers that they will help, so here it happens.