2.12.06

Botnia: solución a la controversia entre Argentina y Uruguay.



Siempre sostuve que en la controversia que la República Argentina mantiene con el Uruguay, más allá de los innegables argumentos acerca de la contaminación ambiental que indefectiblemente provocará la planta de pasta de celulosa que la empresa finlandesa Botnia está construyendo en la localidad uruguaya de Fray Bentos, se esconde una enorme trama de intereses económicos y políticos que hacen imposible la suspensión del emprendimiento. Más aún si se tiene en cuenta que Botnia ya ha concluido casi el 75 % de sus obras.
La enorme planta de procesamiento comenzará a engullir en 2007 miles y miles de toneladas de madera de eucaliptus provenientes de las plantaciones que cubren extensas zonas del territorio del vecino país. Por lo tanto su puesta en marcha es inminente y aunque mal nos pese constituye un hecho consumado.
En los últimos días la situación se ha tensado debido a la reanudación de los cortes de ruta que impiden el tránsito en ambos sentidos en el puente internacional que une la ciudad argentina de Gualeguaychú y Fray Bentos en la otra orilla del río Uruguay, y a la movilización de tropas del ejército uruguayo para “resguardar la seguridad” en los terrenos adyacentes a las instalaciones de Botnia.
El nivel de la controversia, lejos de minimizarse, ha aumentado peligrosamente, sobre todo con esa “ayuda” del presidente uruguayo arrimando aún más leña al fuego.
¿Hasta dónde estaremos dispuestos a tensar el hilo? ¿Cuál de las dos naciones tirará más para intentar cortarlo? A esta altura de los acontecimientos, y a pesar de las críticas agoreras de siempre, soy absolutamente optimista y entiendo que no debemos desesperarnos. Ya verán cómo la solución aparecerá tarde o temprano como por arte de magia. Porque así como la planta de Botnia va ha comenzar a funcionar el próximo año, es también muy cierto que la misma va ha contaminar el ambiente. Y como la contaminación afectará directamente a ambas naciones, la determinación de dirimir la controversia deberá ser encarada mediante la creación de una comisión supervisora binacional, o en todo caso por alguno de los organismos internacionales que se encargan de controlar y minimizar el riesgo de contaminación.
Pero me da la impresión de que aún no es el momento, y que hay que dilatar todavía un poco más ese tipo de anuncio. Hay que estirar un poco más el tema, desgastar más a los vecinos de Gualeguaychú, minimizar los efectos e intentar olvidar las causas que nos condujeron a la situación actual. Ya falta poco para 2007. Entonces sí, cuando lleguemos a ese año electoral para la República Argentina, las autoridades nacionales decidirán tomar el toro por las astas y podrán sacar a relucir todo su “paquete de soluciones”. ¡Dios quiera que me esté equivocando!...El tiempo sigue pasando y es favorable a Botnia, que avanza y avanza con sus obras. Tiempo es el que necesitaremos argentinos y uruguayos para recuperarnos y restablecer las excelentes relaciones que construimos a lo largo de los últimos doscientos años y de las que tantos libros de texto no se cansaban de resaltar como de excelentes lazos de fraternidad y convivencia pacífica entre dos naciones hermanas.
________________________________________
Artículos relacionados:

6 comments:

Angie said...

porque las grandes e incompetentes empresas se empeñan en contaminar, porque si nosotros escogemos a los políticos, no nos escuchan, porque hacen lo mejor para cada uno y no lo mejor para todos, creo que al final surgen más beneficios si se piensa en todas las partes implicadas, que si se piensa sólo en una.

Guillermo Ferreyra Bustos said...

Estoy de acuerdo con la opinion de Carlos. Más allá de la contaminación se esconden intereses muy oscuros. Pero todo sirve. Los argentinos ahora tienen una visión distinta acerca de lo que es realmente el cuidado del medio ambiente.

ComAmbiental said...

Hola Carlos: ¡cuán importante es entender los intereses en juego!
Justamente, te queremos invitar a participar en una encuesta que estamos realizando:
¿Usted piensa que el gobierno argentino va a aplicar una política ambiental de Estado en 2007?
1) Sí, porque tiene un verdadero compromiso con el medio ambiente.
2) Sí, porque le conviene para obtener réditos políticos.
3) No, porque habrá otras prioridades en un año electoral.
4) No, la política ambiental es solo un discurso sin hechos concretos.
Esperamos tus comentarios en http://comambiental.blogspot.com/2007/01/cmo-ser-la-poltica-ambiental-del-2007.html
Ojalá aprendamos a cuidar entre todos, las bellezas de nuestra Tierra.

Anonymous said...

Primero muy buenas noches, soy de Uruguay y recientemente en el instituto donde estudio se realizó un debate sobre la planta de celulosa BOTNIA. Como comclusión saque que más que una responsabilidad del gobierno o de las organizaciones ambientales, es de cada uno cuantos de los que estan leyendo este articulo ahora ya no se olvido la luz encendida arrojo basura etc? asi como las plantaciones de eucaliptus dejaran la tierra en malas condiciones tambien pensemos que las planaciones de caña de azucar tabiem empobrecen al suelo no por eso cortan los puentes "NO A LAS AZUCARERAS". La fabrica se encuentra en la localidad de Fray Bentos, Rio Negro, Uruguay; frente se encuentra un balneario privando "Ñadubaysal" de que intereses públicos hablan si para acceder a las instalaciones se necesita abonar? y el sentirse incomodo a la presencia de una chimenea de 140 metros dentro de lo legal que ampara el ESTATUTO DEL RIO URUGUAY no habla de contaminacion visual si en todo caso en el ART.7 se habla de modificacion de el canal, o obras de entidad suficiente para afectar calaidad de las aguas del rio nada mas lo visual no está. Ademas si se observa la ubicacion de la planta vemos que esta antes de la ciudad de Fray bentos en todo caso de contaminar el agua afectaria primeramente a esta ¿como se cree que el gobierno permitiria algo que perjudicara su propio pueblo? Se le notifico al gobierno argentino de la realizacion de la obra en el un acta la nacion notificada podía controlar loa procedimientos de contruccion pero no hizo uso de ese derecho. Luego se hizo el tratado entre dos cancilleres (Operti por parte de uruguay) para el monitoreo del rio uruguay, que el propio gobierno argentino lo negó habiendo documentos que lo probaban. Es más que evidentes los intereses ocultos en todo esto. la pregunta es ¿hasta cuando van a segui sin llegar a una solucion diplomatica justa para ambas partes? no creo que los piquetes sean la solucion Uruguay pierde 4 millones al año sin dejar de lado que esto tambien es valido para el lado argentino ¿es justo esto? GREENPEASE premió una planta en Australia siendo que la que se va aintalar en uruguay es de mayor tecnologia que aquella y a esta de uruguay no.
Era todo muchas gracias pienses si es defender al medio ambiente o ya es una cuestion nacionalista los que nos mueve.

Antonio Giossa said...

Estimado:

Veo que dice en su post:

"La enorme planta de procesamiento comenzará a engullir en 2007 miles y miles de toneladas de madera de eucaliptus provenientes de las plantaciones que cubren extensas zonas del territorio del vecino país..."

Y me gustaría saber si esa también es su opinión cuando ve una aceitera o un molino argentino "engulliendo" miles de toneladas de maíz o soja transgénica, por ejemplo.

Cientos de aceiteras y molinos argentinos están trabajando sin parar ahora que hay un boom agrícola en Argentina. Más del 80% de la tierra entrerriana está cultivada con soja transgénica. Y la mayoría de lo producido en Argentina se va al exterior, la mayor parte sin proceso industrial de ningún tipo.

Y vaya que contaminan! Contaminan desde el vamos, con el uso irresponsable de productos agroquímicos (a pesar de la capacitación disponible que hay), con el uso de tóxicos prohibidos tanto en el Primer Mundo como en la propia Argentina, con la producción industrial descontrolada y sin monitoreo en cientos de plantas procesadoras (algunas de ellas a cuadras de ciudades) que no tienen filtro en sus chimeneas, no tienen Estudios de Impacto Ambiental, no tienen piletas de tratamiento de efluentes.

Y las pasteras argentinas! No hay un solo corte de ruta, no hay un solo escrache, no hay una sola protesta en contra de las pasteras argentinas, muchas de ellas con una tecnología obsoleta, sin sistemas de tratamiento de efluentes, sin monitoreo, sin estudios, sin controles. Ni un solo corte de ruta.

Hasta Entre Ríos depende del sector forestal-papelero. Entre Ríos! Que se dedica a presionar para que Uruguay deje de plantar eucaliptos, mientras Entre Ríos sigue con su plan forestal en marcha.

Acá no se está jugando ningún tema ambiental. Ninguno. Acá hay un conflicto de intereses económicos, con una Argentina que prefiere a un Uruguay dependiente y pobre, para manejarlo a su antojo como si fuera una provincia más.

Las protestas contra la terminal de Nueva Palmira son un ejemplo claro que la lucha por la supremacía de los puertos es uno de los condimentos de este conflicto. Mientras que Uruguay remodeló, mejoró y tecnificó sus puertos (Montevideo, Nueva Palmira, se viene el de Paysandú), Argentina no logra generar un proyecto viable para sus terminales portuarias.

Ahí está el nudo del conflicto.

Atentos saludos.

Anonymous said...

What i discover troublesome is to discover a weblog that may seize me for a minute but your blog is different. Bravo.